Que frutas contienen menos fructosa

Actualizado en enero 2022

Soy Carmen, tengo 42 años y desde que comencé con la dieta cetogénica he perdido 6 kilos. Además, mi cuerpo se siente más tonificado y tengo más energía para hacer ejercicio. La dieta cetogénica ha sido una gran ayuda en mi proceso de pérdida de peso y mejora de mi salud en general.

En la actualidad, muchas personas tienen problemas de digestión relacionados con la fructosa. La fructosa es un tipo de azúcar que se encuentra naturalmente en muchas frutas, sin embargo, algunas contienen menos cantidad que otras.

Que frutas contienen menos fructosa

Si eres sensible a la fructosa, es importante saber qué frutas puedes comer sin preocuparte.

¿Qué es la frtuas fructosa es un tipo de azúcar que se encuentra naturalmente en algunas frutas, vegetales y miel. Después de ser ingerida, la fructosa es procesada por el hígado y se convierte en glucosa, un tipo de azúcar que el cuerpo usa como fuente de energía.

Recetas dieta mediterránea

Sin embargo, algunas personas pueden experimentar problemas digestivos como dolor abdominal, diarrea y distensión abdominal debido a la mala absorción de la fructosa.

Frutas bajas en fructosa:

Si eres sensible a la fructosa, puedes comer las siguientes frutas con moderación:

  • Fresas
  • Arándanos
  • Limones
  • Limas
  • Mandarinas
  • Pomelo
  • Maracuyá

Estas frutas contienen menos de 3 gramos de fructosa por cada 100 gramos.

Frutas altas fructosaa fructosa:

Si eres sensible a la fructosa, es mejor evitar las siguientes frutas:

  • Mango
  • Manzanas
  • Peras
  • Sandía
  • Uvas
  • Chirimoya
  • Ciruela

Estas frutas contienen más de 3 gramos de fructosa por cada 100 gramos.

Conclusión

Si eres sensible a la fructosa, es importante saber qué frutas contienen menos cantidad para evitar problemas digestivos.

Aunque algunas frutas son altas en fructosa, esto no significa que debas evitarlas por completo. Puedes disfrutarlas con moderación y combinarlas con frutas bajas en fructosa para obtener una dieta equilibrada.

Si experimentas síntomas digestivos después de comer fruta, es importante hablar con un profesional de la salud para obtener un diagnóstico adecuado.